Zacua es una firma mexicana de automóviles eléctricos, de hecho, es la primera de este tipo en el país. Su reciente fundación en el 2017 la ha puesto bajo la lente de muchos críticos y aficionados de la industria automotriz.

En estos últimos años, la transición de automóviles a diésel y gasolina están siendo desplazados por la llegada de los automóviles eléctricos, esto con la finalidad de perjudicar lo menos posible al ambiente. Este proyecto, aunque bastante innovador para nuestro país, todavía le falta camino por recorrer. Sin embargo, es un primer pequeño paso para que la empresa Zacua pueda concretar sus metas a largo plazo.

Primero que todo, al tratarse de autos eléctricos, su contribución con el medio ambiente es obvia; estamos en la era “verde”, donde se debe reducir en lo posible las emisiones tóxicas. Por otro lado, la planta Zacua en Puebla, con miras a establecerse este 2018, representa una inversión de aproximadamente 80 millones de pesos y la creación de numerosas fuentes de empleo que serán ocupados exclusivamente por personal femenino.

Sus dos modelos disponibles están fabricados en su mayoría (60%) por piezas extranjeras mientras que las piezas restantes son mexicanas; se espera que para el año entrante la producción sea 100% mexicana. Su diseño es compacto y se encuentran disponibles en tres colores: rojo, gris y marfil. En el cofre, estos automóviles cuentan con un motor de origen vasco de la empresa Dynamik Technological Alliance. Su velocidad máxima es de 95 km/h, su batería puede recargarse completamente en tan solo 8 horas para que le permita recorrer una distancia de 160 km, un poco más de la distancia entre Puebla y Ciudad de México.

Esta empresa está compitiendo junto a marcas de peso en el mercado, tendrá que hacer unos ajustes en sus costos y publicidad para poder cumplir su meta.