Querétaro es uno de los estados de México con mayor auge industrial, siendo los sectores aeronáutico y automotriz los más fuertes. La industria de las autopartes representa aproximadamente el 32% del total de industrias de dicho estado, y actualmente se han autoproclamado “la capital del sector automotriz”. Al realizar una búsqueda sobre cómo el estado de Querétaro ha contribuido a la industria de los automóviles y las autopartes, se pueden encontrar análisis de calidad realizados en universidades del país que confirman su aporte a la economía a partir de estos sectores. Por lo tanto, su autoproclamación es totalmente válida.

El sector automotriz se inició en Querétaro en la década del 60 con tan solo cuatro empresas, pero hoy con aproximadamente 300 empresas, la industria automotriz representa entre el 14% y el 15% del PIB de la entidad, generando una enorme cantidad de puestos de trabajo y produciendo casi un 30% de los productos de exportación del país. Es importante resaltar que las fábricas abarcan desde vehículos y maquinaria pesada hasta automóviles para recreación.

Sin lugar a dudas, la inversión extranjera ha sido crucial para el desarrollo de este sector, no sólo en Querétaro sino en todo nuestro país. Alemania, Japón y Estados Unidos han sido los principales inversionistas con 28, 20 y 14 firmas respectivamente, y le siguen otros países como Francia, España y Corea.

El pronóstico para la industria automotriz en Querétaro es realmente esperanzador, sigue siendo uno de los estados más atractivos para los inversionistas. Para inicios de este año se dio a conocer que el flujo de nueva inversión extranjera sigue empujando la economía del estado, concretándose al menos 40 proyectos relacionados con el sector automotriz, a pesar de la incertidumbre generada por el Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Alemania sigue liderando en cuanto al capital aportado, seguido por Japón, entre otros países.