Actualmente, se está haciendo un llamado de consciencia a todos los países del mundo sobre el calentamiento global. Las contribuciones para evitar deteriorar más el planeta vienen desde todos los sectores, especialmente del sector automotriz.

Los automóviles con motores a diésel gozan de una reputación fatal. Y es comprensible, ya que cuando estos autos salieron por primera vez a las calles las emisiones eran extremadamente contaminantes. Sin embargo, actualmente el diseño de estos motores ha sido perfeccionado hasta el punto de hacerlos más amigables con el medio ambiente, además de mejorarle otras características como su potencia y su economía.

Analicemos un poco los puntos a favor y en contra de los automóviles a diésel:

  • En contra:

Aparentemente, las opiniones en contra de los automóviles diésel se deben principalmente a su estigmatización en el pasado. Muchas empresas se han dedicado a reducir las emisiones de estos motores con el fin de seguir comercializándolos. Sin embargo, ya en Europa esto es una tecnología obsoleta y está siendo rápidamente reemplazada por los autos a motor eléctrico, los cuales son un paso más en el camino hacia un aire más limpio. Se podría decir que los autos diésel generan contaminación sónica, ya que siguen siendo más ruidosos que cualquier otro tipo de automóviles.

  • A favor:

Los motores diésel son de preferencia para autos grandes o de carga, ya que los hacen más potentes y consumen mucho menos combustible (que es más económico que la gasolina). Empresas de renombre han afirmado que sus autos con motores diésel solo emiten una cantidad despreciable de gases tóxicos y que pueden circular sin ningún inconveniente. De hecho, la marca de autos francesa Peugeot está arrasando en México desde hace dos años con sus autos diésel, y considerando lo rentables que resultan estos autos y su alto rendimiento, son un top en las ventas en México.