México y China en el sector automotriz

México y China son dos países que están a la vanguardia de la industria automotriz y de las autopartes. Por un lado, México avanza a pasos agigantados, acercándose rápidamente a las cifras de producción anual de Corea del Sur a pesar de las adversidades, consecuencia de la inestabilidad política que rodeó a México este 2018. Por otra parte, China es un país que en estos momentos no necesita mucha introducción; es evidente como se abren paso en el mundo de la industria, llegando a sobrepasar en el 2009 a Estados Unidos en el sector automotriz y sacando una ventaja abismal sobre los países que conforman la lista de productores.

Este año China decidió invertir 37 millones de dólares en México. Una de las compañías que se establecerá en suelo mexicano es Mexlin, la cual invirtió 28 millones de dólares, la otra compañía es XZB que invirtió una cifra mucho más modesta de 9 millones de dólares.

La finalidad de estas dos empresas es arrancar en la industria de las autopartes para ser vendidas a plantas ensambladoras de Ford y Volskwagen establecidas en México y también para exportación hacia Estados Unidos.

De concretarse los proyectos de estas empresas chinas en los próximos dos años, la inversión total sería de 1700 millones de dólares y se generarían más de 10 mil fuentes de empleo. Se prevé que la llegada de Mexlin y XZB a México atraiga a muchos más inversionistas chinos.

Aunque China incursiona fácilmente en el mercado extranjero, México no ha tenido la misma suerte para ingresar al sector automotriz de China. Esto puede ser debido a que China posee un consumidor no solo exigente sino hasta un poco extravagante, y a esto se le suma la ambición de China por poseer sus propias plantas y proveedores.

Leave a Reply