¿La industria automotriz está decayendo en México?

De unos meses para acá, el sector automotriz en México se encuentra tambaleante. Esto se puede notar fácilmente al leer titulares como “Ford cancela el establecimiento de su fábrica en San Luis Potosí” o “Volkswagen no abrirá nuevas plazas de empleo en México”. Sin duda alguna, esta situación es preocupante para el país ya que el sector automotriz es de los más fuertes en México precedido únicamente por la industria alimentaria.

México posee características que lo ponen a la delantera en cuanto al sector automotriz, su excelente ubicación geográfica y su mano de obra económica y de calidad han impulsado a inversionistas extranjeros a poner sus fábricas en nuestro país. Pero, ¿por qué últimamente la industria automotriz está decayendo? Aquí un par de razones para entender que sucede en este sector tan importante:

Sin duda alguna, una de las razones más contundentes para desestabilizar el sector automotriz de México. Los posibles impuestos que Estados Unidos pueda establecer aunado a un tratado que, según expertos en el área, no beneficiará en nada a nuestro país, han llevado a que varias empresas se replanteen si de verdad quieren (y les es rentable) establecerse en México.

El 2018 ha sido un año complejo para México, empezando por el hecho de que es año de elecciones presidenciales. Esto de por sí genera incertidumbre en todos los sectores del país, y aunque el candidato de izquierda (actual presidente) Andrés Manuel López Obrador ofreció ser más flexible en cuanto a la postura de nuestro país en el TLCAN, sin embargo, esto parece no haber tenido mayor efecto.

Actualmente, todavía los automóviles viejos o “chatarra” siguen siendo populares en el mercado a pesar de no cumplir con normas ambientales y de seguridad. Su tasa de recambio es de 18 años, lo cual no permite que los automóviles nuevos terminen de entrar en el mercado mexicano.