El trasporte público de pasajeros y de carga en México depende, en su mayor parte, de los motores diésel. Debido a esto, es importante tener presente cuáles son las compañías establecidas en México y qué ofrecen.

Actualmente, industrias como Ford, Mercedes Benz, o Volkswagen son algunas de las que se encuentran cubriendo la demanda del mercado automotriz en el país, incluyendo la manufactura de motores diésel.

Esta empresa automotriz cuenta con diez plantas en todo México. Fabrican cigüeñales de motores y cabezas para motores que son en su mayoría para exportación, y además también proporcionan filtros de combustible, silenciadores, motores diésel y demás productos relacionados.

La compañia norteamericana Caterpillar tiene ubicada sus plantas ensambladoras en Nuevo León y Coahuila, estados fronterizos con Estados Unidos. Allí producen desde maquinaría para construcción hasta motores de diésel y gas natural.

Su planta principal se encuentra en Cuautitlán, Estado de México. Hasta la fecha, se han encargado de producir más de diez millones de motores y actualmente cuentan con la producción de motores diésel para los vehículos Contour, Mystique y Escort.

Mercedes-Benz México es el único representante, distribuidor y fabricante oficial de la marca. Aunque la mayor parte de su producción está destinada a México, también cubre parte del mercado de América Central y del Sur.

Esta empresa cuenta con más de diez plantas en todo México. En el año 2013 decidieron invertir 14 millones de dólares en la planta de Aguascalientes para la fabricación de su primer motor a diésel. Desde ese momento ampliaron su espectro de producción y ofrecen una gama más amplia de productos.

La compañía de origen alemán tiene sede en las afueras de la ciudad mexicana de Puebla. Actualmente ofrece dos de los mejores vehículos disponibles en el mercado con motor diésel: el Volkswagen Vento y el Volkswagen Touareg.